HARREMANAK - SOLO UN POEMA DE AMOR II

CENTRO CULTURAL DE LEIOA, VIZCAYA 2012

Centro Cultural de Leioa, Vizcaya. 2012

Después de 8 años de haber expuesto “Metafísica y Amor” en éste mismo Centro, volví a exponer “Harremanak – Sólo un poema de amor”: la obra que había creado para el CAB de Burgos en 2009. Quería experimentar de nuevo una transformación de mi obra; sentir cómo sus partes, cual párrafos de un poema trenzados, dialogarían con el entorno y el azar y que siempre está ahí.

Me enfrenté de nuevo al espacio transparente y las características arquitectónicas fueron guiando el discurso. La percepción de la obra, tanto física como conceptualmente había cambiado; Ahora estaba iluminada por el sol… y la noche. La vitrina transparente del espacio expositivo y sus reflejos hacían que los límites casi desaparecieran.

En el CAB, “la Mantis” estaba en un espacio cerrado, pintado de negro e iluminado con luz negra.

Por el contrario, en el Centro Cultural de Leioa, la “Mantis” había salido a la calle, su lecho azul era más azul que el cielo y las zarzas de los cojines destacaban sobre el blanco; en el rojo de los “bulos de procreación” vibraban las texturas, y en sus “Lágrimas negras” nuestro reflejo se fundía con ellas. Todo interfería en todo de una forma muy diferente.   

Además de la “Mantis”, “Su lecho” y “El bosque de los Amantes”, La exposición, se completó con nuevas obras creadas expresamente para este lugar:

 

LUGARES DE ENCUENTRO
. LA DANZA
. RAMO NUPCIAL
. SECCIÓN DORADA

———–

RECINTO DE LUCIÉRNAGAS
Y SECCIÓN PROHIBIDA Y DESPERTAR

Cada repetición es un río distinto

“Cada repetición es un río distinto” Carmen Palomero.
Una característica de sus exposiciones es el uso que hace del espacio, Especialmente lo estudia
para que la arquitectura expositiva (…) acoja armónicamente a las obras en sus paños y oquedades. (…) Sitúa las piezas en el espacio común y el espectador puede transitar entre ellas.
Carmen Palomero consigue una relación continua, de forma que las piezas se enlazan con el
espacio, formando una unidad.
(…) Unas veces crea ritmo, por repetición, y otras veces el contraste, por opuestos. Todo es fruto
de un estudio concienzudo de relaciones entre los elementos con los que construye y ordena. Y, además, utiliza esta relación, entre las obras y el espacio, poniendo de manifiesto las
posibilidades de la luz. Unas veces cae frente a las obras y otras las cruza a través de
transparencias o superficies traslúcidas. Todo ello contribuye a una sensación de armonía y
equilibrio”

Texto para el catálogo «Signos de identidad» de Inma Jiménez

MANTIS - NOVIA INSECTO

LA DANZA

Acrílico y pan de oro sobre raíz de sauco, y sobre espejo.

RAMO NUPCIAL

Acrílico, pan de oro y piña sobre raíz de sauco.

SECCIÓN DORADA

Acrílico y pan de oro sobre madera de olmo
Hilo de cobre y estampación sobre papel de fibra de amate.

BOSQUE PROHIBIDO Y DESPERTAR

14 piezas de porcelana y tallos de zarza

Serigrafía, y estampación directa sobre tela de raso.

EL LECHO

BOSQUE DE LOS AMANTES

RECINTO DE LUCIÉRNAGAS

Tenía una parte de un gran nautilus fosilizado que estaba partido en dos y me invitaba a investigar con el espacio y el tiempo; quería entregarles una nueva vida a aquellas huellas de un fondo de mar, que un día encontré en el mismo lugar donde al volver de la siega, las luciérnagas participaban en su ritual de cortejo y entrega. Juan Ruíz (profesor de cerámica en la UPV), me mostró un nuevo material llamado “bone china”, con el que se podían hacer pizas traslúcidas y, de este encuentro, surgió “Recinto de luciérnagas”.

Con cada una de las partes del nautilus, creé un molde de escayola y mediante el sistema de “colado” fueron surgiendo todas las piezas.

En el espacio cerrado de la sala, construí dos instalaciones: una con cada una de las partes del nautilus. Al introducir dentro de ellas la luz, se desvelaron las texturas del fósil, las huellas del proceso y también sus costuras.

 

Instalación con leds, 36 piezas de bone china, musgos dentro de una llanta de hierro de 130 cm. de diámetro.


Tiempo de luciérnagas

Entre puntillas y encajes
Miles de brasas vibrando más allá del alma
Prendedores de la noche de fiesta
Cortejo entre espliego de tomillo y romero
Melodía de grillos de humedad de la noche
De olas flotantes con olor a trigo.

Bone china, instalación eléctrica y espejo. Medidas variables