METAFÍSICA Y AMOR

CENTRO CULTURAL LEIOA 2004​​

La exposición Metafísica y Amor, es el fruto de una investigación teórico-práctica que forma parte de mi tesis doctoral “La poética del Index»; para llevarlo a cabo, conseguí una beca del Gobierno Vasco que duró 4 años. Comencé trabajando mientras analizaba la obra a de Robert Rauschenberg, después realicé un análisis comparativo entre éste y Josep Beuys, y ellos, me condujeron a Marcel Duchamp. Son artistas afines a mi manera de crear, donde el Arte y la Vida, confluyen y se complementan.

El contenido de esta exposición es como una “puesta en escena” de la obra “El gran Vidrio” de Duchamp; como si las distintas partes de su obra, comprimidas entre los vidrios, se desplegaran habitando un cuerpo físico.

La sugerente sala de paredes de cristal del Centro Cultural de Leioa, parecía esperar mi trabajo. En su gran vitrina, las obras flotaban en un espacio irreal y metafísico. Los vidrios se convertían en espejos enfrentados, y el espectador “voyeur” de dentro y de fuera era incluido completando la obra.

Como sucede con la obra “El Gran Vidrio”, en mi exposición también hay varios apartados; cada uno de ellos mantiene su propia identidad, pero, a la vez, es una parte fundamental del engranaje conceptual de la misma.

Las partes son:
DISPAROS DE LOS CÉLIBES
TRANSPORTADOR DE SUEÑOS y FILAMENTOS DEL DESEO
ARPA PARA MIL DEDOS
VUELOS ENFRENTADOS
ATUENDO PARA UNA NOVIA METAFÍSICA

Entre el sueño Y LA REVELACIÓN

Carmen Palomero y su “Metafísica del amor”​

Se acaba de inaugurar la Kultur Etxea de Leioa, un nuevo centro de aspecto magnífico que reúne importantes equipamientos culturales. El edificio cuenta con un espacio expositivo muy difícil en el que no se han tenido en cuenta las condiciones de neutralidad e inexpresividad ambiental necesarias para albergar los más distintos y plurales trabajos artísticos. Sin embargo, tiene la ventaja de permitir la observación de las obras desde el exterior, de modo que el arte se abre a la calle. Asimismo, tiene la cualidad de ofrecer un marco muy especial para concebir proyectos específicos que tengan en cuenta la complejidad del lugar.

Haciendo virtud a los defectos, el reto está servido. La artista Carmen Palomero se ha metido en el empeño y ha conseguido dominar al espacio, lo que no es poco. Además, ha sabido conjugar el variado matiz de las técnicas del grabado con la rotunda sutileza de las grandes telas que cuelgan y cruzan el espacio. Al mismo tiempo asume la autonomía de las distintas piezas y el carácter de instalación de algunos montajes.

La propuesta es plural en procedimientos y materiales. Revela un auténtico “tour de force” pues une técnicas gráficas, fotográficas, escultóricas, así como medios naturales y objetuales. Todo sirve a la autora para tomar el pulso a la relación existente entre “Metafísica y Amor”, título de la exposición. No sólo pone a prueba el espacio, sino y sobre todo interroga al espectador, quien se ve asaltado por un muy difícil empeño, una intimidad desbordante, una sensibilidad a flor de piel, un sujeto que bucea en la trascendencia y afronta la experiencia con un acumulativo cruce de referencias.

Según la autora <>. Para ello asume tanto el conocimiento del arte como las personales experiencias vitales. Una complejidad que va resolviéndose al hilo de cada práctica. Uno puede introducirse en el oscuro interior de una cerrada sala, en cuya “Caja metafísica” flotan blancos vestidos femeninos que aluden al complejo universo de Duchamp. El resultado es una instalación muy esteticista, donde se dialoga con maderas cuyas formas aluden a lo masculino y a lo femenino. Fuera, las telas de “Transportador de sueños” son como enormes velas que invitan al viaje metafórico. De este nómada modo se invita a una cartografía repleta de sentimientos y se da presencia a unas pasiones y a unos conflictos que se sitúan entre el sueño y la revelación metafórica.”

TEXTO XAVIER SÁENZ DE GORBEA publicado en el DEIA el 20. 11. 2004

DISPAROS DE LOS CELIBES

Como intento de conseguir lo sagrado... lo soñado

Madera de roble, loza, espejo e hilo de pita

Había encontrado un cargador de roble de una casa familiar que se había hundido; sus texturas, sugerentes huellas del tiempo, dejaban ver su duro, pero viejo corazón que también formaba parte de mi historia. Aquella belleza del objeto, más su procedencia y función: “cargador”, por semejanza fonética y conceptual, me condujeron a “los disparos de la obra de Marcel Duchamp”.

Corté el madero, y con uno de los trozos, construí un molde de escayola del que surgieron varias piezas de loza. Todas ellas (las de madera y las de loza) danzaban colgadas del techo, pendiendo de un hilo, expandiéndose mediante las sombras y los reflejos en el espejo, que colocado tras de ellas, incluía el escenario de la calle que interfería completando la obra.

TRANSPORTADOR DE SUEÑOS y FILAMENTOS DEL DESEO

Trineo – Nave – Cascada de agua

Telas, hilo de pita, estructura metalizada y ruedas de cerámica

Las ruedas de loza están hechas a partir de un molde de escayola sacado de una rueda de madera. Esta rueda maciza, unida a otra por un pequeño eje de hierro, servía para transportar el arado desde casa a las tierras de labranza, arrastrado por las vacas uncidas. Eran un mágico y simbólico artefacto. Para Rauschenberg, Beuys y Duchamp, la rueda también fue muy significativa.

Y sobre la pared “Filamentos del deseo”

“Transportador de sueños” es un contenedor espacio-temporal y poético de mis vivencias y sueños, donde, el espectador, si escucha la narración y siente, encuentra una sub-historia que también habla de él.

FILAMENTOS DEL DESEO

Esta obra nos conduce a la parte de “El Gran Vidrio” que Duchamp denomina “Tres pistones”

Composición fotográfica de 120 x 280 cm.

CACTUS DE MI VENTANA

Apariencia suave que invita a acariciar
Historias enredadas,
Redes contenidas
Camufladas
Púas blancas… afiladas
Suave Seda de apariencias…
          Nebulosa…
          Amor punzante…
          Desempeño…
          Nadar … por el río, que es la vida
          Arrastrarse por una caricia…   
          Por un beso a contracorriente
          … a contrapelo.

ARPA PARA MIL DEDOS

Hilo de cobre, madera y semilla

Mientras analizaba el amplio y complejo espacio de la sala de exposiciones, dibujaba esquemas sobre cómo construir las instalaciones … su posible ubicación y significado, iba tejiendo un entramado de hilos de cobre alrededor de una semilla de dátil sobre una raíz de sauco. Así surgió este instrumento metafórico, a modo de “nave mística”, donde guardo, zurzo, engarzado entre los hilos: misterios, dudas y contradicciones … también los versos más bellos, enredados entre mil dedos, acompañando quizá a Sherezade en las mil y una noche.

ATUENDO PARA UNA NOVIA METAFÍSICA

Como contraste a ese espacio público, donde se situaron las obras anteriores, diseñé un espacio más íntimo: “Caja metafísica”, Un lugar pintado de negro e iluminado con luz negra, al que se accedía apartando una gruesa cortina, que aludía a ese concepto duchampiano de “atreverse a entrar”.

Si entrabas, descubrías varias prendas femeninas blancas, usadas a distintas edades que había ido guardando: enaguas de la primera comunión, el vestido que llevé a una boda, unos zapatitos de bebé hechos a ganchillo…; Estas prendas estaban trabajadas con hilo de cobre, “adornadas-inutilizadas” para una Novia real; todas pendían del techo, excepto los zapatitos de bebé que estaban en el suelo, sobre una plancha de cobre.

Al entrar en el recinto, el visitante, se sumergía en un espacio-tiempo infinito, quizá fuera del tiempo; en esa “cuarta dimensión” donde los espejos, uno frente al otro, multiplicaban la escena creando un nuevo espacio mental y metafísico.

Los vestidos, “para una novia sin edad”, flotaban entre troncos de madera y espejos enfrentados; lo masculino y lo femenino danzaban en el engranaje de un juego interminable, como energía que abandona el cuerpo, velando y desvelando la conciencia de quien lo observa.

Las plataformas blancas sobre las que se apoyaban los troncos (lo masculino) iban construyendo una especie de “escalera de la vida”, aludiendo a la obra de Duchamp “Desnudo bajando la escalera”

VUELOS ENFRENTADOS